image

Regulación Funcional desde la boca RFA

El protocolo Human Body Total Care con el Regulador de Funciones Aragao RFA, es muy eficaz para llevar a cabo un tratamiento integral de la salud de nuestros pacientes desde la boca.

Cumple con nuestra visión de valorar al paciente más allá de lo que es su boca y sus dientes.

El uso protocolarizado del RFA nos lo permite al regularizar las funciones corporales a través del nervio Trigémino.

El nervio Trigémino, principal nervio craneal relacionado con la boca, tiene conexiones con otros nervios encargados de regular otras muchas funciones de nuestro organismo como la digestión, la respiración, la circulación, el sistema endocrino, el sistema inmune…, llevando a cabo cambios que pueden afectar a nuestro equilibrio químico y psico-emocional.

Se pueden tratar de forma exitosa y SIN medicación muchas enfermedades crónicas que desde  la medicina convencional no nos ofrecen solución. Permitiendo que el paciente encuentre su equilibrio natural, evitando la enfermedad, buscamos la SALUD.

Dependiendo del problema y de la edad del paciente existen distintas pautas de tratamiento con el RFA

Hasta los 2 años de edad no se precisa de aparatología, sólo mediante la práctica de hábitos enfocados a mejorar la respiración nasal y la masticación bilateral alternante sería suficiente.
A partir de los 2 años de edad aparecen los retrasos en el desarrollo de la morfología maxilar y requieren un mayor estímulo con el uso del RFA, que es un aparato intraoral removible de uso continuado ( 24h/día ) excepto durante las comidas. Además de seguir el protocolo de los ejercicios para llevar a cabo un correcto sellado labial y una correcta masticación.
El tratamiento de los adultos tiene como característica principal que con posterioridad al tratamiento durante 6 meses del RFA, pueda requerir algún tipo de rehabilitación que modifique la morfología y la altura de sus piezas dentales para dar una buena estabilidad oclusal a esa nueva posición mandibular, que matenga y reafirme su masticación bilateral. Siguiendo siempre los principios de ser lo más conservadores y menos agresivos con el diente posible. De esta forma conseguiremos equilibrio funcional, morfológico y estético a nivel facial así como una mejora postural.
Este último punto es el que se da en pacientes que presentan dolor crónico, cefaleas, migrañas, vértigo, bruxismo, ronquido fibromialgia, etc…

Fisiología del respirador oral

Llamamos Respiración Oral a este tipo de situaciones donde el aire llega a nuestros pulmones a través de la boca, de manera no fisiológica. La respiración oral conlleva una serie de cambios que acaban afectando a nuestra salud favoreciendo el desarrollo de diversas enfermedades.

Estos cambios se producen por no llevarse a cabo el filtrado del aire, resecando y lastimando todas las mucosas que encuentra a su paso hasta llegar a los pulmones. La temperatura del aire no se ecualiza con la de nuestro organismo, si entra frío llega frío a los pulmones. El aire no se humidifica comprometiendo la presión del alveolo pulmonar y privándolo de los componentes químicos esenciales para su correcto funcionamiento.

De igual modo se compromete la masticación ya que compite con la función respiratoria, sólo mastican por un lado.

Cuando la persona respira por la boca pierde el reflejo del sellado labial, así que en el momento de la deglución será la lengua quién desempeñe dicha función de cierre y poder llevar la saliva ó el bolo alimenticio al esófago.

También se altera la calidad de la saliva así como el sentido del gusto, no captan bien los sabores y necesitan echar más sal y especias a las comidas para sacarles sabor.

Entre las enfermedades de las vías respiratorias altas causadas por la respiración oral están la rinitis, la sinusitis, otitis, hipertrofia amigdalar y adenoidea.

Presentan asimetría facial marcada debido a un desarrollo desequilibrado de la musculatura al realizar la masticación unilateral. Lo mismo sucede con el resto del cuerpo, por ejemplo la escápula estará más alta del lado de la masticación. También está más adelantada la posición de la cabeza para favorecer el paso del aire lo cual impide el funcionamiento correcto de los músculos escalenos encargados de levantar las costillas mermando así la expansión pulmonar.

Hay repercusión en la posición de las vísceras y en el desarrollo de todo tipo de patologías.

RFA, es como se denomina al Regulador Funcional de Aragao.

Es un tipo de aparatología removible diseñada para producir mejoras no sólo en la posición de los dientes, va más allá, realizando cambios en la situación mandibular  modificando la musculatura de la  cabeza y el cuello, lo cual lleva implícito un cambio postural. Realiza su trabajo de forma fisiológica transformando y adaptando el organismo a una nueva situación más saludable sin agredir el sistema corporal.

Hay tres tipos, en función de las características anatómicas de cada persona, que serán estudiadas tomando unos registros como son las fotos, los modelos de escayola y las radiografías que se realizarán en cada caso en particular.

El aparato está realizado a medida y  los materiales de los que está hecho son resina y alambre. Debe llevarse de continuo excepto durante las comidas, y va acompañado de un protocolo de ejercicios indispensables para lograr los objetivos que se desean.

La duración del tratamiento es de 6 meses, y  durante el mismo pueden ser necesarias algunas modificaciones, sobre todo en el caso de los adultos, añadiendo algún otro tipo de aparatología removible ó precisando un ajuste de la mordida al final del tratamiento mediante la colocación de prótesis, composites , implantes… ó cualquier otro tipo de restauración dental.

Se trata de lograr un equilibrio de las funciones como la masticación, la respiración y la deglución de manera que desaparezcan problemas como el ronquido, las migrañas, las rinitis, fibromialgia, dolores de espalda…

http://www.wilsonaragao.com.br/site/es/home/

Etiquetas: , , , ,

Deja tu comentario